Periostitis tibial

Home » Healing » Periostitis tibial

También conocida como síndrome de estrés tibial, periostalgia tibial, síndrome del corredor de fondo y shin splint.

 

¿Qué es?

La periostitis tibial es un cuadro crónico por actividades repetitivas que se caracteriza por dolor e inflamación en la parte anterior de la tibia, producido generalmente tras realizar las actividades en superficies muy duras, en períodos prolongados y utilizando en forma continua los músculos flexores del pie. Los atletas que aumentan en forma súbita la intensidad de su entrenamiento son más propensos a esta molestia. Entre las disciplinas donde se presentan más comúnmente casos de periostitis tibial se encuentran la danza, gimnasia, carrera de fondo, entre otros.

 

¿Alguna actividad me puede causar periostitis tibial?

Existen varios factores que pueden predisponer a un cuadro de periostitis tibial. En el mayor de los casos se debe a alteraciones biomecánicas del pie y del tobillo, pero también puede producirse por un calzado inapropiado, mala absorción de impacto, entrenar en superficies duras y un entrenamiento excesivo. Otras causas menos comunes son la debilidad muscular, falta de calentamiento, mala alineación de la extremidad, pie cavo, pronación excesiva del pie, asimetría de las extremidades y cambios de la práctica deportiva.

 

¿Qué puedo presentar?

En la parte anterior (delantera) de la tibia se presenta un dolor muy localizado. El dolor puede ser constante, en la parte baja de la tibia, en ocasiones en ambas piernas, y empeora con el ejercicio, persistiendo incluso después de un ejercicio prolongado. En algunos casos puede ser tan intenso el dolor, que puede presentarse incluso en reposo.

 

¿Qué esperar en consulta de rehabilitación?

El medico especialista puede realizar una evaluación comparativa de las piernas, buscando dolor, inflamación, limitaciones de movilidad, así como datos sospechosos de fracturas, alteraciones de la marcha, neurológicas, entre otras.

 

Apoyo diagnóstico

En ocasiones su médico especialista le indicará radiografías, estudios de resonancia magnética o ultrasonido. Esto con el fin de confirmar una inflamación y aumento del grosor de la corteza tibial. Estos estudios también son de ayuda para descartar micro-fracturas por sobreuso.

 

Manejo de la periostitis tibial

Al ser una lesión que se agrava con la actividad física, deberá mantenerse un reposo de la actividad que despierta el dolor. En el caso de los deportistas se recomienda disminuir la intensidad de su entrenamiento en forma supervisada hasta un nivel donde no presente síntomas. En personas no deportistas puede ayudar el hacer medias sentadillas. En personas con sobrepeso puede ser recomendable disminuir la carga de la tibia afectada con una férula de aire aunado al control del peso. Los antinflamatorios y analgésicos pueden indicarse para el manejo médico de los síntomas de dolor e inflamación.

Dentro del manejo de rehabilitación se pueden aplicar modalidades de ultrasonido, crioterapia y electroterapia para disminuir el dolor y la inflamación. Una vez que estos síntomas hayan disminuido considerablemente nos enfocaremos en rehabilitar la fuerza, flexibilidad, resistencia y en la prevención para evitar cuadros reincidentes.

Los músculos principalmente afectados en la periostitis son el flexor largo del primer dedo del pie y la parte media del músculo sóleo, presentando este último una inflamación en la unión hueso/músculo conocida como fibras de Sharpey.

 

La información aquí presentada no sustituye ni pretende sustituir en forma alguna la atención otorgada por un profesional de la salud. En caso de sufrir algún síntoma o malestar relacionado, acuda a la brevedad con su médico especialista para el diagnóstico y tratamiento oportuno de su padecimiento.

Fuentes consultadas:

  • 1. Subcommittee on Classification of Injuries in Sports and Committee on the Medical Aspects of Sports Standard nomenclature of athletic injuries. Chicago, American Medical Association, 1966.
  • 2. Andrish JA: The leg. In: DeLee JC, Drez D, ed. Orthopedic Sports Medicine: Principles and Practice, Philadelphia: W.B. Saunders; 1994:1603-1607.
  • 3. Touliopolous S, Hershman EB: Lower leg pain: Diagnosis and treatment of compartment syndromes and other pain syndromes of the leg. Sports Med 1999; 27(3):193-204.
  • 4. Reid DC: Sports Injury Assessment and Rehabilitation, New York: Churchill Livingstone; 1992:269-300.
  • 5. Barry NN, McGuire JL: Acute Injuries and specific problems in adult athletes. Rheum Dis Clin North Am 1996; 22(3):531-549.
  • 6. Windsor RE, Chambers K: Overuse injuries of the leg. In: Kibler WB, Herring SA, Press JM, ed. Functional Rehabilitation of Sports and Musculoskeletal Injuries, Gaithersburg, MD: Aspen; 1998:265-267.
  • 7. Beck BR, Osternig LR: Medial tibial stress syndrome: The location of muscles in the leg in relation to symptoms. J Bone Joint Surg Am 1994; 76-A(7):1057-1061.
  •  

Comments

  1. I am constantly browsing online for tips that can benefit me.
    Thanks!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Dirección

Centro Colimense de Rehabilitación

Calandria 135 Residencial Santa Bárbara, 28017 Colima, Colima

Tel: (312)312-9761

Email: contacto@cecor.mx

Nuestros pacientes opinan:

Artículos Recientes

Visitantes

82447
Visit Today : 6

Lo más buscado

Todos los Derechos Reservados