Oxigenoterapia hiperbárica en lesiones deportivas

Home » Healing » Oxigenoterapia hiperbárica en lesiones deportivas

El principal efecto de la oxigenoterapia hiperbárica en el cuerpo es conocido como hiperoxia. Este fenómeno consiste en el aumento de la concentración y la presión de oxígeno en los tejidos, principalmente en la sangre.
Este fenómeno no puede inducirse únicamente respirando oxígeno puro o respirando aire normal con todas nuestras fuerzas, pues para alcanzar la presión de oxígeno producida dentro de la oxigenación hiperbárica necesitaríamos hacer una inspiración ¡21 veces más fuerte que la que podemos realizar en reposo! (Jain, 2004)

Un dato curioso sobre la oxigenación hiperbárica es el hecho de su efecto acumulado. Mientras la presión del oxígeno en la sangre vuelve a sus valores normales minutos después de la terapia hiperbárica, la presión de este vital gas permanece en niveles elevados varias horas después de haber concluido la sesión hiperbárica. (Sheridan y Shank, 1999)

 

Efectos inmediatos del oxígeno hiperbárico.

Existen varios efectos benéficos que se pueden apreciar de forma inmediata en el cuerpo tras una sesión de oxígeno hiperbárico. Entre ellas podemos observar los siguientes:

  • Aumento del transporte de oxígeno
  • Disminución de la hinchazón de pies (edemas)
  • Efecto antiinflamatorio
  • Aumento de la vascularidad
  • Aumento de la regeneración del hueso (osteoneogénesis)
  • Aumento de la producicón de colágeno (acción fibroblástica)
  • Aumento de la recuperación post-aplicación de radioterapia. (Mayer y cols., 2004; Sheridan y Shank, 1999)
  •  

    El efecto “Robin Hood”

    En condiciones normales, un efecto importante de la oxigenación es el de contraer los vasos sanguíneos de los órganos vitales, principalmente en cerebro, riñones, músculos y la piel. Esto da como consecuencia la disminución del flujo de sangre en un órgano que tiene más oxigenado o efecto “Robin Hood”. (Mortensen, 2008)

    Un efecto muy distinto ocurre con la oxigenación hiperbárica, donde no sólo la disponibilidad del oxígeno es altísima. La contracción de los vasos sanguíneos en la oxigenación hiperbárica es por efecto hiperóxico, disminuyendo el volumen de sangre en tejidos inflamados y edematosos y aumentando la oxigenación en los tejidos con hipoxia e isquemia.

     

    Aplicación de la oxigenación hiperbárica en medicina del deporte.

    El tiempo normal de recuperación tras una lesión deportiva, independientemente de su causa, sigue diferentes etapas donde el oxígeno desempeña un papel crucial en cada una de ellas. (Ishii y cols, 2005).

    La reciente literatura sobre la oxigenación hiperbárica en medicina del deporte ha demostrado ser una herramienta principal en varios padecimientos relacionados con la lesión (Babul y cols, 2003)

    En los Juegos Olímpicos de Invierno llevados a cabo en Nagano, Japón, se demostraron tiempos de recuperación significativamente menores en atletas olímpicos con tan solo dos sesiones de oxigenación hiperbárica (Ishii, 2005), confirmando los resultados obtenidos en estudios previos relacionados con la recuperación del atleta y eliminación de sustancias tóxicas para el cuerpo como el amonio (Haapaniemi, 1995; Fischer, 1998).

     

    LESIONES MUSCULARES

    Las lesiones musculares en el deporte representan un reto permanente, pues en algunos eventos deportivos una lesión puede ocurrir hasta en cinco de cada diez deportistas participantes y ser causados por carga de trabajo excesiva o un golpe contuso (Järvinen y cols, 2000).

    La recuperación, especialmente en el atleta elite, puede ser vital para su futuro deportivo profesional. Cada día de recuperación representa un día perdido de entrenamiento y una posible baja deportiva. Los días perdidos de entrenamiento de futbol profesional mediante la oxigenación hiperbárica se han reducido en un 55% gracias a esta novedosa tecnología. (James y cols, 1993)

    Existen otras lesiones deportivas y no deportivas que mejoran con resultados impresionantes mediante la oxigenación hiperbárica. Próximamente los detallaremos en forma individual y conoceremos los efectos positivos que esta valiosa herramienta nos proporciona.

     

    La información aquí presentada no sustituye ni pretende sustituir en forma alguna la atención otorgada por un profesional de la salud. En caso de sufrir algún síntoma o malestar relacionado, acuda a la brevedad con su médico especialista para el diagnóstico y tratamiento oportuno de su padecimiento.

     

    Fuentes consultadas:

    • Babul, S., Rhodes, E., Taunton, J. and Lepawsky, M.(2003) Effects of intermittent exposure to hyperbaric oxygen for the treatment of an acute soft tissue injury. Clin J Sports Med. 13: 138-147.
    • Fischer, B., Lehrl, S., Jain, K. y Braun, E. (1988) Handbook of Oxygen Therapy, Springer Verlag: Berlin, pp. 251-260.
    • Haapaniemi, T., Sirsjo, A., Nylander, G. y Larsson, J. (1995) Hyperbaric oxygen treatment attenuates glutathione depletion and improves metabolic restitution in post-ischemic skeletal muscle. Free Radic Res. 23: 91-101
    • Ishii, Y., Deie, M., Adachi, N., Yasunaga, Y., Sharman, P., Miyanaga, Y. y cols.(2005) Hyperbaric oxygen as an adjuvant for athletes.Sports Med35: 739-746.
    • Jain, K.K. (2004). Textbook of Hyperbaric Medicine. Military Medicine.
    • James, P.B., Scott, B. y Allen, M.W. (1993) Hyperbaric oxygen therapy in sports injuries. Physiotherapy. 79: 571-572.
    • Jarvinen, T., Kaariainen, M., Jarvinen, M. y Kalimo, H. (2000) Muscle strain injuries.Curr Opin Rheumatol. 12: 155-161.
    • Mayer, R., Hamilton-Farrell, M.R., Kleij, A.J.v.d., Schmutz, J., Granstrom, G., Sicko, Z. y cols.(2004) Hyperbaric oxygen and radiotherapy. Strahlenther Onkol. 181: 113-123.
    • Mortensen, C. (2008) Hyperbaric oxygen therapy. Curr Anaesth Crit Care. 19: 333-337.
    • Sheridan, R.L. y Shank, E.S. (1999) Hyperbaric oxygen treatment: a brief overview of a controversial topic. J Trauma. 47: 426 435.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Dirección

Centro Colimense de Rehabilitación

Calandria 135 Residencial Santa Bárbara, 28017 Colima, Colima

Tel: (312)312-9761

Email: contacto@cecor.mx

Nuestros pacientes opinan:

Artículos Recientes

Visitantes

80921
Visit Today : 33

Lo más buscado

Todos los Derechos Reservados