Lesiones de hombro en danza, parte 1/4

Home » Fitness » Lesiones de hombro en danza, parte 1/4

Dentro de las lesiones presentadas en la práctica de la danza, las de hombro son un tanto menos frecuentes que las observadas en espalda o en extremidades inferiores. Aun así, el sobreuso del hombro al hacer giros, lances y movimientos balísticos puede tener entre sus consecuencias varios tipos de lesiones. En muchos casos hay que agregar a esto que algunas coreografías incluyen soportar un peso sobre los hombros que origina una presión añadida a la articulación que aumentará el riesgo de lesionarlo.

La articulación del hombro está compuesta de la escápula, clavícula y húmero. La estabilidad de estos tres huesos depende en gran medida de la estabilidad dinámica que ofrecen los músculos y tendones que conforman lo que se conoce como manguito rotador y mantienen su firmeza, así como de los cartílagos articulares que ayudan a mantener dicha estabilidad.

 

¿Qué tipo de lesiones son las más comunes en el hombro del danzante?

Dentro de las lesiones más comúnmente observadas relacionadas directamente con la práctica de la danza, encontramos las siguientes:

  • Luxación de hombro
  • Compresión tendinosa o pinzamiento de hombro
  • Desgarro de músculos o tendones del manguito rotador
  • Distensión de la articulación acromioclavicular
  •  

    Luxación de hombro: “Se dislocó mi hombro”

    La articulación del hombro es la más móvil de todo el cuerpo, lo cual confiere una gran ventaja en la cantidad de funciones que es capaz de realizar. Sin embargo, esto también la hace potencialmente inestable y fácil de luxarse. Una subluxación o dislocación parcial del hombro nos da a entender que una parte de la superficie de la articulación entre el húmero y la escápula no está en contacto cuando debería de estarlo, mientras que una luxación o dislocación completa se refiere a una pérdida total de contacto entre el húmero y la escápula.

     

    ¿A qué se debe que se luxe mi hombro?

    La mayoría de los casos de luxación de primera vez en hombro durante la práctica de la danza es debido a una caída, aunque también se presentan casos frecuentes por hacer una separación (abducción) forzada del brazo con un giro del mismo hacia afuera (rotación externa). Tanto la subluxación como la luxación se preceden de un cuadro agudo de dolor intenso e inestabilidad del hombro. Pueden presentarse espasmos o contracturas musculares, lo que hace que el dolor aumente. Las luxaciones frecuentes de hombro pueden dar lugar a una inestabilidad que llega a producir luxaciones en repetidas ocasiones.

     

    ¿Qué hago si presento una luxación de hombro?

    Las subluxaciones de hombro generalmente se reducen o estabilizan sin necesidad de mucha fuerza o asistencia externa. Sin embargo, las luxaciones es mejor derivarlas al médico para reducirlas y tratarlas en forma segura, especialmente cuando es la primera vez que se presenta. Pueden requerirse estudios de rayos X para confirmar que la articulación está correctamente reducida y sin fracturas, así como estudios de ultrasonido músculo-tendinoso y resonancia magnética para descartar cualquier lesión en los tejidos involucrados.

    Posterior a la reducción por lo general se indica un cabestrillo con soporte especial para luxación, reposo y manejo de inflamación con crioterapia y medicamentos. Es vital el programa de rehabilitación física para el fortalecimiento muscular y prevención de reincidencias de este tipo de lesiones, enfocándonos en la estabilidad y fuerza de hombro y músculos de la espalda alta para lograr dicho objetivo.

     

    Consejos finales:

    El fortalecimiento y ejercicios de estabilidad de los músculos del hombro son la mejor medida de prevención ante las luxaciones, siendo necesaria una técnica de fuerza que no involucre los movimientos de extensión o abducción forzada de la articulación. También son básicas las medidas de seguridad y proporción de espacios adecuados para la prevención de estas lesiones que en su mayoría son de causa accidental. También evitar cargas pesadas en forma repetida y movimientos forzados evitará la fatiga por sobreuso y la probabilidad de una luxación en el futuro.

     

    La información aquí presentada no sustituye ni pretende sustituir en forma alguna la atención otorgada por un profesional de la salud. En caso de sufrir algún síntoma o malestar relacionado, acuda a la brevedad con su médico especialista para el diagnóstico y tratamiento oportuno de su padecimiento.

     

    Fuente:

    • Harkness Center for Dance Injuries. Hospital for Joint Diseases. Consultado en: http://hjd.med.nyu.edu/harkness/patients/common-dance-injuries/shoulder. Revisado el 1° Febrero de 2014.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Dirección

Centro Colimense de Rehabilitación

Calandria 135 Residencial Santa Bárbara, 28017 Colima, Colima

Tel: (312)312-9761

Email: contacto@cecor.mx

Nuestros pacientes opinan:

Artículos Recientes

Visitantes

82447
Visit Today : 6

Lo más buscado

Todos los Derechos Reservados