Fibrosis quística y actividad física

Home » Healing » Fibrosis quística y actividad física

Los estudios médicos han demostrado que las personas con fibrosis quística (FQ) que realizan ejercicio aeróbico en forma habitual, reportan una sensación mayor de calidad de vida en comparación con las sedentarias. Aunque la FQ hace del ejercicio un verdadero reto, la actividad física puede disminuir la intensidad de los síntomas actuales, principalmente la función pulmonar y la expulsión de secreciones. Inicia con ejercicios en forma regular y notarás un mejor desempeño al realizar actividades de la vida diaria. La clave se centra en determinar el tipo de ejercicio que se adapte más a tu condición y esté acorde a tus necesidades y preocupaciones.

 

¡Iniciemos!

  • Consulta con tu médico antes de iniciar un programa de ejercicios individualizado, sobre las recomendaciones específicas y sugerencias al respecto.
  • Mantente en apego a los medicamentos indicados por tu médico.
  • El objetivo de este programa debe centrarse en mejorar tu desempeño cardiovascular, facilitar la expulsión de secreciones y mejorar la habilidad para realizar sin impedimentos las actividades de la vida diaria.
  • Prefiere actividades que disfrutes tales como caminar, andar en bicicleta, practicar remo o nadar, con una intensidad baja a moderada.
  • Inicia en forma lenta y progresiva para ir aumentando en forma gradual la intensidad y duración de las sesiones de ejercicio. Puedes iniciar con sesiones de 5-10 minutos de baja intensidad con aumentos semanales de 5 minutos, llegando hasta 30 minutos por sesión con una frecuencia recomendada de 3 días por semana.
  • Te recomendamos intercalar rutinas de fuerza 2 días por semana con series de 10 repeticiones con poco peso, enfocándote a los grandes grupos musculares. Puedes utilizar tablas de valoración de intensidad del ejercicio, medir tu frecuencia cardíaca o medir tu intensidad para estimar el nivel de intensidad de las sesiones de acuerdo a estos parámetros.
  •  

    Precauciones generales:

    El oxígeno suplementario puede ser de gran ayuda para mejorar el desempeño físico. Te sugerimos que tengas mientras realizas ejercicio un oxímetro portátil para tener un control del nivel de oxígeno en la sangre y valorar la necesidad de oxígeno suplementario.
    Evita las temperaturas elevadas extremas, pues el ejercicio prolongado en ambientes calurosos puede aumentar la necesidad de líquidos y las pérdidas de electrolitos.

    El programa de ejercicio debe estar enfocado a maximizar los beneficios de la actividad física con el mínimo de riesgos que pudieran agravar o descompensar tu estado físico actual. Consulta siempre con un médico especializado en medicina de la actividad física y el deporte con quien puedas establecer metas realistas y seguras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Dirección

Centro Colimense de Rehabilitación

Calandria 135 Residencial Santa Bárbara, 28017 Colima, Colima

Tel: (312)312-9761

Email: contacto@cecor.mx

Nuestros pacientes opinan:

Artículos Recientes

Visitantes

82447
Visit Today : 6

Lo más buscado

Todos los Derechos Reservados