Ciática

Home » Healing » Ciática

Otros nombres:

Neuritis ciática, radiculopatía lumbar, neuralgia ciática, síndrome radicular lumbosacro, pinzamiento de raíz nerviosa.

Se caracteriza por ser un dolor de la espalda baja (lumbalgia) o en la parte trasera de la cadera, que se irradia a los glúteos y parte trasera del muslo, llegando hasta las partes más lejanas de la pierna.

Se presenta al encontrarse una parte de los discos de la columna vertebral desplazados (hernia de disco), lo que comprime las raíces del nervio ciático.

 

Síntomas:

La ciática puede sentirse como un calambre de pierna que puede durar hasta semanas antes de desaparecer por completo, Casi siempre se acompaña de dolor que aumenta al sentarse, toser, estornudar o hacer actividades de alto impacto como correr y saltar. También se puede sentir debilidad, sensación de hormigueo o “piquetes de agujas” o punzadas, incluso sensación quemante en algunos casos.

 

¿Qué la causa?

Entre los 30 y los 50 años de edad es más alta la probabilidad de presentar ciática. Aunque no se conoce la causa de éste aumento de incidencia en este rango de edad, se sabe que es el resultado de un desgaste y ruptura de un disco intervertebral debido al peso soportado, causa observada en 9 de cada 10 casos diagnosticados. De manera similar, puede producirse después de someterse a una fuerza súbita que recae en estos discos encargados de amortiguar los impactos recibidos por la columna vertebral.

El interior de estos discos contiene un tejido con la consistencia de un gel, conocido como núcleo, mientras que la parte exterior o anillo externo es de tipo fibroso, siendo éste último propenso a sufrir desgarros o rupturas que hacen que el núcleo salga del interior y presione directamente las raíces del nervio ciático. En algunas ocasiones el nervio ciático también es irritado por sustancias químicas presentes en el núcleo, lo que puede producir síntomas de inflamación más importantes.

 

¿Qué tan frecuente es la ciática?

De acuerdo a los estudios de incidencia, se estima que al menos una de cada 50 personas presentarán a lo largo de su vida al menos una herniación de disco vertebral que les originará una ciática. De entre estos casos, hasta una cuarta parte se pronostica que presentarán síntomas de ciática por al menos 6 semanas y uno de cada 5 presentará dolor persistente por más de 2 años. Casos poco frecuentes que se acompañan de entumecimiento en el área genital o incontinencia urinaria o fecal deben ser manejados como emergencia y tratados quirúrgicamente en la mayoría de los casos.

 

¿Cómo puede diagnosticarse y diferenciarse de tantos tipos de dolor que se le parecen?

La ciática requiere de una valoración médica completa, con una minuciosa descripción de las características de la ciática (antigüedad, irradiación y tipo del dolor, localización, etc.). En la consulta de rehabilitación se puede requerir que realices algunos ejercicios tales como caminar con la punta de los pies y los talones, hacer flexión de cadera, entre otras.

 

¿Qué medios existen para rehabilitar mi ciática?

Actualmente se cuenta con varios medios de rehabilitación para revertir los síntomas y volver a las actividades antes realizadas. Aún así, las medidas iniciales de prevención y manejo como el reposo, disminuir de peso y los hábitos de higiene de columna siguen siendo hasta el día de hoy las recomendaciones vigentes.

Uno de los objetivos principales de la rehabilitación o fisioterapia consiste en un manejo del dolor sin necesidad de depender de medicamentos. Para esto, aplicación de calor o frío en una de sus varias formas puede realizarse por separado o en forma combinada o “en contraste”, que dependerá de las características de cada paciente y su respectivo problema, con un tiempo promedio de rehabilitación de 6 a 8 semanas. Otras medidas que podemos aplicar en la fisioterapia para la ciática son los ejercicios de movilidad, estiramientos, ejercicio, masaje, laserterapia, entre otros.

Algunas actividades como manejar, caminar largas distancias y sentarse por períodos prolongados deben realizarse con evaluación previa, especialmente si el tratamiento requirió de cirugía.  Después de la rehabilitación de la ciática debes poder realizar todas las actividades normales de tu vida diaria sin presentar síntomas de dolor constante, aunque siempre deberás mantener los hábitos de higiene de columna para así evitar recaídas o nuevas lesiones.

 

La información aquí presentada no sustituye ni pretende sustituir en forma alguna la atención otorgada por un profesional de la salud. En caso de sufrir algún síntoma o malestar relacionado, acuda a la brevedad con su médico especialista para el diagnóstico y tratamiento oportuno de su padecimiento.

 

Fuentes citadas:

  • American Academy of Orthopaedic Surgeons. En orthoinfo.aaos.org
  • Koes, B W; Van Tulder, M W; Peul, W C (2007). “Diagnosis and treatment of sciatica”. BMJ 334 (7607): 1313–1317.

Comments

  1. Genial, formato de tu blog! ¿Cuanto tiempo llevas bloggeando? haces que leer en tu blog sea divertido. El aspecto total de tu web es magnífico, al igual que el material contenido!
    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Dirección

Centro Colimense de Rehabilitación

Calandria 135 Residencial Santa Bárbara, 28017 Colima, Colima

Tel: (312)312-9761

Email: contacto@cecor.mx

Nuestros pacientes opinan:

Artículos Recientes

Visitantes

82447
Visit Today : 6

Lo más buscado

Todos los Derechos Reservados